Por qué en verano aumentan las rupturas y divorcios

amorSegún las estadísticas, después de la temporada estival aumentan las rupturas de pareja de manera considerable.

Pero, ¿por qué en verano aumentan las rupturas y divorcios?¿Quieres saber cómo reconquistar a tu pareja? te recomiendo esta web.

Convivir más tiempo con la pareja, tener más tiempo libre y  salir más con amigos suele sacar a relucir las diferencias que durante el resto del año pueden estar más apagadas por el menor tiempo que se pasa en pareja.

Los datos indican que, una de cada tres parejas que se rompen lo hacen tras terminar el verano, el motivo principal es las horas que se pasan juntos, que provoca que aumenten los roces y los conflictos.

En ocasiones también sucede que hay parejas que ya de por sí están mal, no están pasando una buena racha y creen que hacer un viaje juntos o irse de vacaciones va a ser suficiente para resolver los problemas.

Una de cada tres parejas rompen

El principal motivo que está detrás de las rupturas de pareja es la falta de comunicación, en verano hay mayor nivel de relajación social e incluso sexual y si una pareja no mantiene una buena comunicación quizás los miembros empiecen a buscar fuera lo que no encuentran dentro, no se deben dejar encalladas discusiones sino tratar de despejar todas las dudas y sobretodo no echarlas en cara en futuras disputas.

En ocasiones, la organización de las vacaciones puede suponer discusiones que alimentan esa idea de que es mejor no estar juntos. No ponerse de acuerdo en el destino, la duración, las actividades, las visitas, etc.

Otro elemento fundamental es el cuidado de los niños, si durante el curso escolar no existen muchos problemas porque los niños pasan mucho tiempo fuera de casa, en verano los problemas aumentan al no saber muy bien cómo pasar tiempo con ellos.

Las relaciones de pareja

La cuestión económica es otra de las razones por la cual los problemas se ven aumentados en verano. El verano, con un clima más agradable, propicia y alimenta las ganas de salir a la calle a disfrutar (ir al cine, museos, bares, teatros) y la frustración de no poder permitírnoslo puede ayudar a que los problemas en la pareja aumenten.

Si el problema es de falta de comunicación o provocado por la rutina, probablemente las situaciones puedan encauzarse, si el problema es mucho más complicado que tenga solución. Y aunque estadísticamente el verano es la época del año en que más rupturas se producen, también es cierto que es la época del año en la que más parejas comienzan su relación.