Spy Hunter para disfrutar en nuestra NES de Nintendo

spy_hunter_side_artPersecuciones, tiros y velocidad es la fórmula de diversión propuesta por Spy Hunter, un videojuego de conducción aparecido en el año 1983 (al igual que la Classic Mini) que resultó todo un éxito y en el que debemos asumir el papel de un espía que conduce un sofisticado automóvil.

Diseñado por George Gómez, Spy Hunter se desarrolla desde una vista aérea y nuestra misión es la de avanzar por una autopista destruyendo todos los vehículos enemigos posibles sin causar daños a los vehículos civiles. Para ello conducimos un coche ficticio con dos velocidades, el G-6155 Interceptor, cuyo nombre deriva de la fecha del cumpleaños de Gómez, y está basado en el Chevrolet Camaro Z28.

Una de las bazas con que cuenta Spy Hunter es la variedad de armas y maneras de acabar con los enemigos, ya que no solo disponemos de dos metralletas con munición infinita, sino que también podemos utilizar otros métodos para acabar con ellos, como echarlos de la carretera o utilizar armas especiales que nos serán suministradas por un camión que aparece de vez en cuando durante el juego y en el que deberemos subimos para que el armamento sea equipado en nuestro coche.

El juego es todo un alarde de calidad gráfica, con una sensación de velocidad muy bien conseguida. La variedad de vehículos que aparecen en la carretera también es digna de mención, ya que podemos encontrar motocicletas y coches de color rosa y azul claro conducidos por gente común, además de los coches azul oscuro conducidos por nuestros enemigos. Estos últimos tienen diferentes modelos según su táctica de ataque, unos intentarán chocar con nosotros y sacamos de la carretera, otros abrirán fuego contra nosotros de forma indiscriminada y otros serán inmunes a nuestras balas. También aparecerán enemigos en forma de helicópteros que nos bombardearán y que únicamente podremos eliminar lanzándoles misiles. Otra cuestión destacable desde el punto de vista gráfico son los cambios que se producen en el escenario al entrar en un nuevo territorio, como la aparición de vegetación o de nieve, además de la posibilidad de que nuestro vehículo se transforme en una lancha cuando llegamos a zonas acuáticas.

Pero quizás el aspecto más destacable y polémico de Spy Hunter sea su música. En las primeras versiones de la recreativa se utilizó el tema de las películas de James Bond de Monty Nonnan, pero el no poseer los derechos de dicha melodía obligó a Bally Midway a utilizar la música de la serie de televisión Peter Jun, escrita por Henry Mancini, y que resulta un lujo para nuestros oídos.

En el momento de su lanzamiento se utilizaron dos tipos diferentes de máquinas recreativas: la versión más común era la estándar, compuesta por un mueble vertical en donde se jugaba de pie, que era el utilizado en la mayoría de los arcades de la época, mientras que la otra versión, menos común pero mucho más impactante, simulaba estar en el interior de un vehículo, con un volante futurista desde el cual podíamos activar todas las armas secretas, además de tener una palanca para el control de las marchas y un pedal para la aceleración.

Spy Hunter
Fecha de creación: 1983
Desarrollador: Bally Midway
Distribuidor: Bally Midway
Género: Persecuciones 007
Plataforma: Arcade